Realizo actividades consulares, políticas y diplomáticas.

El diplomático es un funcionario público que accede al cargo bien por carrera o por designación política. Su función es la de representar al Estado en las relaciones internacionales. Entre las funciones básicas de un diplomático está la representación del Estado, la negociación con otras instituciones internacionales y la información.

La profesión de diplomático se puede ejercer de forma puntual en una misión diplomática, como cónsul, ante un organismo internacional, en el Ministerio de Exteriores o destacado dentro de cualquier punto del país. Los temas que puede llegar a tratar un diplomático son muy diversos, superando más de diez mil temas según las Naciones Unidas. Al igual que en otras profesiones los diplomáticos tienden a estar especializados en un tema en concreto, contando con asesores para el resto de temas.

Además cumplen una función fundamental como asesores del gobierno en materia de política Exterior. También se dedican a promover los intereses del país en el extranjero.

2.579€
Sin experiencia
Fuente:

Tu salario

2.641€  - 2.703€
1 a 2 años de experiencia
Fuente:

Tu salario

2.765€  - 2.889€
3 a 5 años de experiencia
Fuente:

Tu salario

2.937€  - 3.488€
Más de 5 años de experiencia
Fuente:

Tu salario

¿Quieres ver cuánto gana un Diplomático en otro país?

Seleccione un país

Funciones y Habilidades

Funciones principales

Protección de los intereses del Estado en el exterior

Promoción de los intereses del Estado en el exterior

Asesoramiento al gobierno en materia de política exterior

Dirección de las embajadas del Estado

Habilidades principales

Capacidad de negociación

Capacidad de comunicación

Conocimientos de otros idiomas

Resolutivo

Conocimientos de otras culturas

Representan a su país.
Representan a su país.
Fuente: Shutterstock
Crean una red de contactos.
Crean una red de contactos.
Fuente: Shutterstock
Deben manejar distintos idiomas.
Deben manejar distintos idiomas.
Fuente: Shutterstock

Trayectoria laboral

Secretario de Embajada

  • Haber aprobado el período de prueba hace tres años o más
  • Trabajar en la Embajada de algún país

Consejero

  • Tener, al menos, cuatro años de experiencia en el extranjero
  • Trabajar como consejero en la Embajada de algún país

Embajador

  • Tener, al menos, veinte años de experiencia en el extranjero o ser elegido por el Gobierno
  • Trabajar como Embajador en la Embajada de algún país

 

Necesidades formativas

El ingreso a la Carrera Diplomática se realizará a través de un proceso de oposición, según la Oferta de Empleo Público. Para poder formar parte del proceso, el interesado deberá tener la nacionalidad española, ser mayor de edad y poseer un título de licenciado o graduado. Normalmente, las carreras más relacionadas con este campo son el Grado en Relaciones Internacionales, el Grado en Derecho y el Grado en Ciencias Políticas.

La primera fase del proceso de selección consta de unos ejercicios, escritos y orales. Posteriormente se deberá realizar un curso práctico eliminatorio. Aquellos interesados que superen ambas fases comenzarán la Carrera Diplomática.

La Escuela Diplomática, dependiente del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación, es el centro oficial de formación del personal del Servicio Exterior del Estado y de los funcionarios de la Carrera Diplomática.

Fuente: Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación

Mundo laboral

El diplomático realiza su trabajo dentro del ámbito de las relaciones internacionales y podrá trabajar, como figura pública que es, para la Administración.

Podrán trabajar en su propio país, asesorando a ministros, empresas u organismos gubernamentales; como representantes de su país en un estado extranjero, promoviendo la justicia y la igualdad y trabajando para la seguridad de sus nacionales; o podrá trabajar en misiones diplomáticas, por ejemplo, ejerciendo de observador electoral en algún país no democrático. Todos ellos podrán trabajar como funcionarios comerciales, agentes políticos, funcionarios de asuntos públicos o responsables de prensa.

Dependiendo del consulado o embajada, los trabajos de un diplomático pueden ser muy distintos. Trabajar en algunos lugares, como las embajadas en Irak o Siria, puede ser extremadamente peligroso.

Especialidades

  • Embajador
  • Ministro plenipotenciario de primera clase
  • Ministro plenipotenciario de segunda clase
  • Ministro plenipotenciario de tercera clase
  • Consejero de embajada
  • Secretario de embajada de primera clase
  • Secretario de embajada de segunda clase
  • Secretario de embajada de tercera clase

Condiciones laborales

  • El trabajo requiere exigencia física o emocional
  • Puede llegar a ser peligroso
  • Suelen viajar o trasladarse
  • Trabajan para la Administración

Personalidades

Charles Maurice de Talleyrand

Charles Maurice de Talleyrand fue un político, sacerdote y estadista parisino. Está considerado como uno de los diplomáticos más importantes al liderar la política exterior durante la Revolución Francesa. Fue nombrado embajador de Francia en Londres en 1792. Gracias a sus dotes negociadoras y a su conocimiento en el campo de la diplomacia, logró que los ingleses permanecieran neutrales. Durante su carrera política, consolidó el Consulado de Francia, fue nombrado tres veces Ministro de Asuntos Exteriores y otras tres Gran Chamberlán de Francia. Alcanzó su cargo más alto en 1815, momento en el que fue investido como Primer Ministro.

Luiz Martins de Souza Dantas

Luiz Martins de Souza Dantas fue un diplomático brasileño que ha pasado a la historia por su moral, dignidad y decencia humana. Mientras realizaba trabajos en Francia, destinado allí en misión diplomática durante el gobierno de Vichy, Souza envió misivas y emitió pasaportes falsos para que alrededor de 800 personas (comunistas, homosexuales...), más de la mitad de ellos judíos, viajaran a Brasil y salvaran su vida. El tribunal Supremo Israelí le nombró Righteous Among the Nations. Fue acusado de romper las leyes de inmigración brasileñas pero no fue condenado.

Chiune Sugihara

Chiune Sugihara fue un diplomático japonés que ha pasado a la historia por salvar la vida de, según los más optimistas, 10.000 judíos. En 1939 viajó a Lituana para trabajar como vicecónsul, período en el que colaboró con los servicios secretos polacos. La Unión Soviética se hizo con Lituana un año más tarde y los judíos que no tenían visados quedaron atrapados. Sugihara, a mandato del ministro, no podía dar entrada a Japón a ningún judío que no cumpliera con la documentación requerida y no tuviera dinero suficiente para conseguir un tercer visado y abandonar Japón. Desobedeciendo las órdenes de su gobierno, Sugihara emitió miles de visados. Los judíos que salvaron la vida se repartieron entre Rusia, China y Estados Unidos.

Profesiones similares

Asesor (contable, financiero, fiscal, tributario, jurídico…)

Aconsejo y ayudo a otras personas a resolver sus problemas o tomar decisiones.

Valoraciones y opiniones

Aún no hay valoraciones. Sé el primero.


¿Tienes alguna duda?

Pregunta aquí a otros usuarios que tengan información sobre esta profesión

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.